Language file not exists on /var/www/vhosts/marearock.com/httpdocs/includes/languages/.mo VESANIA METAL FEST | Reportajes | Marearock

VESANIA METAL FEST

El fervoroso calor típico de una tarde de Agosto se hacía notar en el Vesania Metal Fest cuando, a primeras horas de la tarde, los asistentes que iban llegando buscaban el mínimo resquicio de sombra. La primera y poco conocida edición del festival, llevada a cabo por la agencia Vesania, fue todo un éxito. En total se contó con una asistencia de casi 200 personas, que disfrutaron con devoción esta gran fiesta del rock.

La fresca y joven banda Requiem saltó al escenario con valentía y abrieron el evento sin ningún pudor. A pesar de la falta de experiencia en el mundo de la música y la necesidad de mejorar algunos aspectos del sonido de la voz de la cantante, se mostraron bastante “sueltos” y cómodos en el escenario ante el aún incompleto público. Con canciones propias en español, se presentaron con un look oscuro que hacía total justicia a su nombre.

My Wild Syde atrajo, por otro lado, a un mayor número de espectadores, dado a su ya larga trayectoria de conciertos por la zona. Juaniko, cantante de dicho grupo, apareció en escena con su característica boa de plumas rojas y, despojado más tarde de la camiseta, entonó el repertorio de la banda en inglés con canciones como Rock Me o Came to me, entre otras.

Nudo fue el siguiente grupo en actuar. Con sus cabellos largos y sus guitarras afinadas, ofrecieron un rato de buena música que hizo que el público, ahora más espeso, se empezara a mover con ganas. El grupo sanjaviereño puso toda la carne en el asador y se lució con canciones como Inmortal o El Jardín del Edén.

Y si Nudo hizo mover al público, con Romeo no fue para menos. La banda madrileña con raíces murcianas y con nuevo disco “en la calle”, Cara o Cruz, nos dejaron oír fabulosas canciones como La Tormenta o Lo que nos separó, entre otras.

El momento más esperado de la noche llegó tras los chicos de Romeo. Era el turno de los “cabeza de cartel”, el grupo Darknoise. El público aumentó considerablemente de un momento a otro, quien se mostró totalmente entregado con los jóvenes músicos. Desde la canción Vital, de su primer disco Insomne, que sorprendieron cantándola en inglés, hasta  la última del show, Límite, el público demostró saberse con creces las letras de las canciones. Con versiones como la de Aerials, de System of a Down, o la de From Yesterday, de 30 Seconds to Mars, demostraron que no solo eran capaces de triunfar con canciones propias y de un único estilo. Sus singles Cada segundo y En mi interior no dejaron a nadie indiferente, ya que fueron las canciones que el público bailó y cantó con total devoción. Aunque la canción que se llevó de la mano un éxito rotundo fue Farenheit. Carlos Escobedo, cantante de Sôber, puso la puntilla al gran concierto que supo ofrecen Darknoise, quiénes lo habían dado todo en el escenario. El público respondió con una gran ovación.

 


Comentarios