LOS SUAVES > Adios, Adios

Casi treinta años después de telonear a los Ramones en Coruña, los de Ourense vuelven con un disco que supera con creces las expectativas de todos. Tras su mal recibido Jardín de las Delicias de 2005, y tras años de giras desastrosas con conciertos cancelados por la actitud de Yosi; este disco parece volver a los mejores tiempos de su carrera, según el mismo cantante es una mezcla entre San Francisco Express y Si yo Fuera Dios. Tienen su parecido, aunque hay dos diferencias clave: la voz de Yosi es mucho más dura en este álbum, y nos encontramos con temas más cercanos al heavy metal que en trabajos anteriores.Empieza con Adiós Adiós, tema que da nombre al disco, elegido para decirnos: “preparaos para el disco que vais a escuchar”. Estrofas que nos recuerdan al rock urbano estatal, que en los estribillos se convierten en algo muy Suave.El single Cuando los Sueños se Van no podría estar mejor elegido. Es el tema con el que nos quedamos a primera escucha, nos captura desde el riff inicial: una canción que seguramente caerá siempre en el setlist durante los próximos años. ¿Lo peor del tema? El videoclip. Aparte de ser soso, lo que suena en la batería y lo que se ve, canta de lejos. Si no os tienta verlo, ¡no lo hagáis!Esta noche te perdí tiene la voz más rasgada de todo el disco, que es suavizada por la base más tranquila de todo el álbum. El estribillo muestra unos coros armonizados a los que Los Suaves no nos tienen acostumbrados, y que forman parte de varios cortes de este trabajo. Después llega Frío Como una Llave, que no entra tan bien por el oído. Tal vez muchas palabras por verso, que nos hacen pensar que Yosi está rapeando, gritando más que cantando; pero con una crítica social muy dura que hará que este tema sea el favorito de muchos.Corre Conejo Corre es un tema rápido, al estilo de “Preparado para el Rock’n’Roll” pero más macarra si cabe, que bien podría valer para abrir o cerrar los conciertos de la banda. Llegamos a Se Alza el Trueno, versión impecable del Thunder Rising de Gary Moore, y ya el nombre nos avisa de que el disco se vuelve más heavy. Los sublimes coros a varias voces, la voz más de siempre y las guitarras dobladas convierten a este tema en uno de los mejores.Después viene El último pecado, una balada progresiva que consigue rápidamente meternos en la letra de la canción, escuchamos a un Yosi que parece llorar mientras canta, haciendo imposible que nos libremos de esa sensación melancólica que sólo consiguen las mejores baladas.En 27.000 Días (que en años, son 74) Yosi decide matar a la muerte, le quita importancia, e invita a vivir bajo la frase “la muerte no es nada”. Un tema muy Suave, con solazo de Cereijo al final incluido.El noveno corte es sin duda el mejor del disco, nos lo demuestran en sólo cuatro minutos. Han matado el Rock’n’Roll está llena de riffs al puro estilo Maiden. Las estrofas se nos presentan pesadas y duras, y los estribillos son de nuevo pegadizos y coreables. Llegamos al último tema, Miau Miau, que va creciendo desde un principio acústico. En la primera parte Yosi cuenta un poco su filosofía, estropeada en ocasiones por arreglos electrónicos propios de una producción de pop. Sin embargo, cuando creemos que el disco ha terminado, Cereijo vuelve a la carga y nos da un último solo de guitarra, esta vez de tres minutos.¿Entonces, qué tenemos delante? Claramente, una recuperación de Los Suaves, que pese a haberse arriesgado con temas más heavys, han hecho cambios a mejor. Uno de sus mejores discos, con un trabajo de guitarras único en el panorama nacional que nos otorga 10 temazos en lugar de los 2 singles que exigiríamos a cualquier otra banda. ¡Enhorabuena!

Comentarios