ESTRAGO > Hadas y Princesas

Ya en el primer corte nos lo advierten….y es que estos navarros nos presentan su nuevo disco asegurándonos que ‘Ya estamos aquí’ y, tal como ellos dicen…para hacer buen rocanrol, porque eso es lo que vais a encontrar en las doce canciones que lo componen…doce canciones de puro y buen rocanrol.La segunda que nos encontramos es el single ‘Por el forro los cojones’, que entre buenos toques de guitarra y un estribillo pegadizo dejan muy claro por dónde se van a pasar los ‘qué dirán’ de la gente. En la misma línea sigue el tercer tema, ‘Me la suda’, dónde cuentan con unas voces infantiles para una estrofa del estribillo que lo hacen muy llamativo. El tema que ayuda a dar título al disco, ‘Hada’, cambia la línea de los anteriores, tanto musical como letrísticamente, y bajo un cuento de princesas que en realidad no lo es tanto, nos deja uno de los temas más sugerentes de todo el álbum. Ya volviendo al estilo más roquero, nos llega ‘Humillada’, dónde abordan el tema de la violencia de género con esa rabia al cantar que da el sentir no poder hacer nada para evitarlo. Acto seguido, con un comienzo a capella, atacan ‘Escupir hacia ti’, en la que a medio camino entre el reage y el rock nos deja la canción más diferente de todo el disco. Después le toca el turno a la balada ‘No sé que hacer’, todo un alegato a favor de la mirada del lado positivo de las cosas. ‘Siempre’ es un tema que nos devuelve a unos ritmos más duros, con una fuerte crítica a la sociedad que nos toca vivir. A continuación, ‘En tu colchón (Princesa de la noche)’ y ‘La gata’, nos traen a los Estrago más roqueros dónde el sexo y el rocanrol corren juntos de la mano. La siguiente es ‘Ya está bien’, una de esas canciones que debido a la defensa que hacen de este estilo de música, tiene muchas papeletas para convertirse en una de las más coreadas de sus conciertos. Cierra el disco ‘Bache parao’, dónde no abandonan ese buen hacer que nos decían al principio y que nos siguen demostrando con este último corte.En definitiva, un disco de sonido fresco y letras directas dónde la ya tan famosa esencia de ‘Drogas, Sexo y Rocanrol’ no nos abandona durante toda la escucha

Comentarios