DISCORDIA > Con el Filo de la Lengua

Increíble la evolución de Discordia, su nueva obra “Con el filo de la lengua” supera con creces a su anterior “Todo empieza hoy”. Fran, Juankar, Jacin y Vicent han parido un magnifico trabajo de punk-rock pegadizo, con un estupendo sonido rico en detalles gracias a la aportación de amigos de la banda en varias de las composiciones. Y en lo que se refiere a las letras los mensajes combativos se funden sin reparo con historias personales. El corte que da título al disco defiende el derecho a ser uno mismo, sin dejarse influir por nada ni nadie (con el precioso estribillo “allá donde no ha estado nadie, de ahí me viene el color... el rojo de mi corazón”). Este y los demás temas están impregnados de aire libertario, ese que “Sopla del Sur”. Un instrumento tan bello como es la mandolina protagoniza la veloz “Hogar dulce hogar”, la cual arremete contra la especulación inmobiliaria. “En su piel”, con Micky de No Relax, nos aconseja que nos solidaricemos con los que buscan una vida mejor, lejos de guerra y hambre, con una melodía contagiosa y de estructura pegadiza, como la que posee también “Canciones” (esas que “abren fuego sin tener que disparar”), un himno para los conciertos. El lado romántico se encuentra en “C’est fini”, con su precioso relato de un amor en medio de la más completa desolación, y en “Veneno”, donde canta Javi del grupo Kontrabando y en la que además aparece la guitarra flamenca de Gita, miembro de Inspiración En La Calle, encargados de rapear en “El Hormiguero”, un cuento por desgracia muy real que pone punto y final (mejor que sea un punto y seguido) a este discazo en el que Discordia han puesto voz a “esa rabia que nadie podrá callar”. Un ejemplo de que la música con mensaje social sigue viva. Y se renueva.

Comentarios